Categorías
Jesús Navas Patología ungueal

UÑA ENCARNADA: frecuente y con tratamiento específico

dermatologo-alicante-elda-uñaencarnadaLa uña encarnada u onicocriptosis en una alteración ungueal frecuente en la que el borde de la uña se enclava bajo la piel del dedo. Es un trastorno molesto sintomatológica y funcionalmente  para los pacientes, con mayor incidencia en varones entre la adolescencia y la tercera década de la vida.

De causa indeterminada, los principales factores que pueden influir en su aparición son:

  • uñas mal cortadas
  • calzado demasiado ajustado o de punta estrecha
  • malformaciones en la uña
  • predisposición anatómica
  • manipulación – arrancamiento de las uñas

UÑA ENCARNADA: CLÍNICA

El dedo más afectado es el primer dedo del pie en su zona interna aunque cualquier dedo del pie puede encarnarse. No es rara la afectación bilateral; tampoco la afectación interna y externa del mismo dedo.

Hay diversos grados de afectación clínica:

  • I:  inflamación, enrojecimiento y dolor.
  • II: infección, dolor intenso y supuracion.
  • III: creacion de tejido de granulación con inflamación crónica.

UÑA ENCARNADA: DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la onicocriptosis es clínico y solo requiere una historia clínica y exploración física adecuadas. Otros procesos como la uña en garra, exostosis subungueal, paroniquia y hematoma subungueal son fácilmente descartados por el dermatólogo.

En la mayoría de los casos la consulta médica es por la sintomatología dolorosa, infección o limitación funcional en la marcha que causa esta afección.

UÑA ENCARNADA: TRATAMIENTO

La onicocriptosis debe tratarse mediante tratamientos diferenciados dependiendo del grado de afectación:

  • Grado I,  medidas higiénicas, limado adecuado y uso de calzado ancho, antinflamatorios y analgesicos.
  • Grado II drenaje, antibióticos, antiinflamatorios.

En los grados I y II si hay recidivas se puede valorar tratamiento conservador antes del tratamiento quirúrgico.

  • Grado III, tratamiento quirúrgico  mediante  matricectomía lateral y eliminación del granuloma o bien técnicas avanzadas como las intervenciones de Dubois o de Jansey. Tambien se recomienda tratamiento quirúrgico cuando el tratamiento conservador no soluciona el problema en los grados I y II.

El tratamiento quirúrgico se realiza bajo anestesia local con recuperación en unos 2 meses (hasta 4 si se realiza avulsión de la lámina ungueal).

UÑA ENCARNADA: PREVENCION

Para prevenir la onicocriptosis es esencial una buena higiene podal, utilizar un calzado adecuado en forma y longitud que no presione las uñas y realizar limado en forma recta de las mismas, sin redondearlas.


En dermalicante diagnosticamos y tratamos las enfermedades de las uñas como una parte más de la dermatología.

 

Categorías
Jesús Navas Patología ungueal

ONICOSQUIZIA: un trastorno ungueal frecuente.

dermatologo alicante elda onicosquizia

 

La onicosquizia también conocida como distrofia lamelar ungueal consiste en  la separación en capas de la lámina ungueal en su porción distal (borde libre de la uña) ocasionada por la menor adhesión entre las capas celulares de la misma.

 

Este frecuente trastorno (llega a afectar a un 30% de la población  de preferencia mujeres adultas) es causa habitual de consulta dermatológica por su afectación estética y funcional al “engancharse”,  facilitar la rotura ungueal, dificultar la función de arañado de las uñas y en muchas ocasiones por la orientación errónea de su tratamiento al ser diagnosticada como micosis ungueal (infección por hongos) y no responder al tratamiento indicado.

CAUSA DE LA ONICOSQUIZIA

Aunque se ha reportado con mayor frecuencia en ciertas enfermedades, en la mayoría de las ocasiones la onicosquizia en manos se relaciona con la deshidratación ungueal por fenoménos químicos o físicos: procesos secuenciales repetidos de hidratación – deshidratación lo que explicaría la afectación preferencial de las “amas de casa” (mojar – secar/ mojar – secar).

MANEJO DE LA ONICOSQUIZIA

De diagnóstico clínico (no precisa pruebas complementarias) la historia clínica va a ser decisiva para su manejo: indicará el uso de cosméticos ungueales inadecuados, la frecuencia excesiva de inmersión en agua de las manos, el uso  laboral intensivo, los fármacos que puedan influir,  el tipo de cuidado cosmético realizado (manicura) y los hábitos nocivos agravantes (onicofagia, tics).

No está demostrado el beneficio del uso de vitaminas para el correcto tratamiento de este proceso ni medicaciones antifúngicas o cremas antibióticas por la falta de relación etiológica (no se trata de una infección).

Los diversos métodos para aumentar y retener la hidratación de la uña son la mejor opción terapeútica junto a la educación para la salud que trate de evitar los comportamientos inadecuados.


En dermalicante realizamos un diagnóstico preciso de sus problemas dermatológicos y posteriormente indicamos el tratamiento más adecuado de los mismos.